La señal las flores

de Jorge Carballo Madrigal

Los relatos reunidos en La señal de las flores conforman un conjunto variopinto e ingenioso. Ahí está precisamente su fuerza: en la variedad, en saberte llevar sin exabruptos desde la distopía a la fábula, de la alegoría a la ciencia ficción, del terror a la leyenda, del cuento maravilloso al realismo más crudo y desolador para terminar en un relato de iniciación que te deja el corazón enamorado y te hace volver a la pubertad, a la inocencia lujuriosa del despertar sexual.

Son tantas las imágenes que se te quedan grabadas, conforme avanza la lectura; tan potentes y poéticas que dan ganas de subrayar: la luna como un pedacito de uña en el cielo; la sangre que hace de un cuerpo, un pan mojado; el miedo en forma de semilla que vuelve a cultivarse allá adonde te vas; carcajadas que se nos chorrean; sueños que se comen las horas; silencios tan contundentes que es posible escuchar al planeta girar. La señal de las flores es un libro que (como la imagen perturbadora de un loco en la ventana) puede cicatrizarse en la memoria. Porque nos hace pasar de un estado a otro, desarticula incluso los verosímiles de género (Croac, por ejemplo, se configura desde el relato como un cuento infantil pero es la historia de un suicidio) y nos invita a extrañarnos frente a lo cotidiano. Un libro lúcido, tan lúcido, que no parece un primer retoño.

Sol Silvestre

Género: cuentos

ARS$ 550

ESTÁ DISPONIBLE

LIBROS RELACIONADOS
Carne rota
de Flavia Pantanelli