Malir sal

de Diego Martí­n Rodríguez

Malir sal se despega, apenas por centímetros, del suelo y desde allí, “con las bocas separándose, explota”. El resultado es un absorbente viaje poético que nos invita a situarnos en el límite indiscernible entre la poesía y la cotidianeidad: el grotesco mundo que el humano ha creado desde el espacio que nace entre ellas. No se sorprenda si la obra le despierta una risa incontenible, de esas que rescatan del fatalismo. Hay un tono irónico y juguetón, una apuesta a hacerle frente a lo abismal, mirarlo fijo “por si revienta”, y si no, reírnos con él, de él y también de nosotros.

Diego Martín Rodríguez nos propone una obra que nos invita a pasar, ponernos incómodos y observar las profundidades desde la superficie, la extrañeza desde cotidiano, el llanto desde la risa. Con la certeza de que toda guía es mentira –incluso este análisis–, ¿qué puede malir sal?

Dan Mecikovsky

Género: poesía

ARS$ 450

ESTÁ DISPONIBLE
Comprar

LIBROS RELACIONADOS
Costuras
de Marí­a Belén Sánchez