nidia libro

Capturando estrellas

Poemas que buscan, en el mundo en que nos movemos, un hilo que nos conecte con la trascendencia, apelando a una mirada piadosa y a la vez tierna sobre lo humano. Desde el amor y la amistad, hasta la naturaleza y los animales, los tópicos por los que atraviesa el canto de este libro nos llevan a reflexionar sobre nuestra propia condición.

Autor Nidia Méndez Correa

Comprar online

Email

Descripción del producto

Nidia Méndez Correa es uruguaya de nacimiento y argentina por adopción. Estudió actuación en la escuela del Primer Actor de la Comedia Nacional Jorge Triador. Desde muy joven trabajó en televisión y teatro. Además escribió para la revista BERP del Diario La República. En el 2008 aparece su primer libro: Las mariposas y los cerdos. Luego, publicó en Susurros para el viento y en otras antologías.

Reseña

Los ojos del corazón
“Poesía es interpelación”
Alfonso Calderón

La poesía es un oficio que roza el borde de lo universal a partir de experiencias singulares. ¿De qué otro modo podríamos utilizar una construcción colectiva como el lenguaje para expresar momentos únicos e irrepetibles?

En la obra de Nidia Méndez Correa podemos apreciar esta tensión entre la intimidad de la palabra originaria y la potencia de la comunión con el lector. Nos encontramos en un mundo interior que se apropia de tópicas comunes, reconocibles. El rasgo distintivo de estos textos consiste principalmente en la forma en que la voz lírica se compromete con problemáticas y personajes que podemos reconocer. Estamos frente a una mirada que se involucra con lo que ve y de esta manera, el lector es movido a hacer lo mismo.“Todavía podemos dar un poco de amor”, canta la poeta y declara así su proyecto.

En esta obra, la escritura se constituye en un acto de entrega doble. Por una parte, es la poetisa quien se deja arrastrar por lo que percibe, como un catalizador. La canción de Nidia es un emergente del mundo. En un sentido complementario, el hacer poético establece, a la vez, un compromiso con el cambio, con la búsqueda de lo edificante, algo que nos enaltezca como especie. Esas son las estrellas que captura esta poesía valiente.

El núcleo de estos poemas es, al fin, nada menos que el ser humano. Un animal con sus miserias, sus valores, sus preguntas y su búsqueda de trascendencia. La voz poética manifiesta su imposibilidad de permanecer indiferente, de dejarse habitar por los otros. Se trata de una lírica de la empatía: “Me siento a tu lado / para esperar a que vuelvas”, reza uno de los poemas más intensos del libro. Estamos ante una escritura que nos interpela a proteger la condición humana, a ese lugar desde donde se edifica la dignidad. Nidia apela a nuestro núcleo irreductible, y ahí no hay otra cosa que lo que sentimos.

Es desde esta pureza que nuestros ojos humanos recuperan la sensibilidad y la capacidad de ver. La propuesta de estos poemas es desandar el camino de las distorsiones y engaños del ego, de las trampas y desvíos que las cosas nos provocan. Y una vez que hayamos abandonado esa senda, nos conduce a recuperar el norte que nos pide el corazón. Entonces, los lectores aceptamos la invitación y cantamos con ella, en un coro universal.

Consultar por este libro