cinco-cronicas-americanas-nicolas-garcia-saez

Cinco crónicas americanas

Con un estilo exuberante y preciso, recorriendo cinco lugares variadísimos de la América profunda (Las Vegas, Oaxaca, las Galápagos, el Machu Picchu y las Islas del Sol y de la Luna), Nicolás García Sáez construye en sus crónicas una mirada en que lo exótico se vuelve candoroso y cercano, a través del recorte y la focalización en el detalle significativo en el que el viajero se detiene. El texto final sorprende por su original propuesta, que lleva al lector a cuestionar su propia posición en el mundo.

Autor: Nicolás García Sáez

Comprar online

Email

Descripción del producto

Nicolás García Sáez nació en Buenos Aires en 1970. Publicó los poemarios Neptuno y los faunos (2014) y Los sueños ajenos (2015). Vivió durante más de 5 años en Europa. Dirigió secciones y suplementos de viajes. Trabajó en diarios, revistas, oficinas de turismo y líneas aéreas de Argentina, Latinoamérica y España. Periodista y fotógrafo, actualmente se dedica también a las artes plásticas y a la música. Tiene escritas una novela, dos nouvelles, dos libros de cuentos, una obra de teatro y otro poemario, obras que irá publicando en breve.

Reseña

Tomando como punto de partida las coordenadas 7*48’N1*24’E, entre el Mare Vaporum, al Norte, y el Sinus Medii hacia el Sur, al norte/noroeste del Triesnecker y al noreste de los cráteres Pallas y Murchison, situados en una base cuyo piso interior es irregular en numerosas zonas, sumando a estos datos su diámetro, de 23 kilómetros, y su profundidad, que alcanza los 2,9 kilómetros, siendo su temperatura, al amanecer, de 359 grados, el cráter Ukert presenta características parecidas a los que merodean el Serenitatis y el Mare Imbrium, en la cara visible de la Luna. Aquí y allí materiales del Ímbrico Inferior delatan la superficie mientras que los de la época Eratosteniana predominan hacia el interior, todo enmarcado por el Hécates Penetralia, o Altar de Hécate. En esta geografía fue hallado el cuaderno que conforman estas cinco crónicas americanas y su posterior viaje a la Luna, junto a otra libreta, muy pequeña, en donde se encontraron anotaciones específicas sobre el planeta visitado y/o habitado, párrafos enteros escritos con números binarios que, una vez traducidos a frases castellanas, comulgaron con el acierto del baqueano y el delirio del forastero, sobre todo en lo que se refiere a un persistente aroma a cerezas, provocado por una musa y/o poetisa ambulante, compañía que probablemente (seguramente) inventó el autor para hacer más llevadera su solitaria estancia en este Planeta. Lo que aún no se ha podido establecer por medio de una vía racional/científica es como llegó hasta allí el susodicho, que tipo de vestimenta utilizó, con qué se alimentó y, si es que lo hizo, cómo regresó al Planeta Tierra.
Informa: John Thelonious Moore
Astronauta

Consultar por este libro