Solo Tempestad siempre se copa y hace grosas reseñas. Esta vez le tocó a Josefina Fonseca leer “Guatepeor”, el fantástico libro de Tamara Grosso, y retratarlo en palabras. ¡Imperdible!

Por Josefina Fonseca

“¿Qué pasa si subrayo/ si escribo en el margen/ de un libro prestado?/ ¿Se vuelve mío/ o se vuelve más tuyo?”, pregunta –o amenaza- Tamara Grosso en el margen de un ejemplar prestado de Poemas rachazados de Vicente Luy. Como reflexiones disparadas por la superficie en la que se escriben -márgenes de libros propios o ajenos; el espacio libre del ticket impersonal del supermercado o la suciedad inmemorial de un billete de dos pesos-, los poemas de Márgenes (Objeto Editorial, 2016) generan un universo de referencias que desintegran, desde los bordes, la fantasía de los límites: esa pretensión que cargamos para definirnos un lugar.  (Para continuar leyendo la reña hace clic aquí)